06 enero, 2007

Nostradamus y el Tercer Anticristo

Según una vieja anécdota, había un hombre tan sabio y tan prudente que hasta el mismo Diablo, el cual encontró que sus conversaciones con este hombre eran extremadamente interesantes y instructivas, le tomó cierta estima. Un buen día, en una de sus charlas, el Diablo le dijo:

Hombres como tú he encontrado muy pocos, y en verdad hasta yo me he maravillado de la sabiduría que fluye de tu boca. Tú sabes cómo mantener centrada la atención de quien te escuche, y quien te escuche siempre aprenderá algo nuevo de tí que valdrá la pena conservar como un tesoro. Mira, aunque sé que tú tienes tus lealtades bien definidas, he tomado tan gran aprecio a las charlas que sostengo contigo, que voy a hacer una cosa que no hago frecuentemente. Te voy a obsequiar como un presente de parte mía, sin pedirte absolutamente nada a cambio -como por ejemplo, tu alma-, algo que seguramente tú valorarás más que nadie. Es el libro de tu vida. En él encontrarás todo, absolutamente todo lo que has hecho y lo que has visto a lo largo de tu vida. Pero hallarás mucho más que esto. Encontrarás lo que te depara el destino, encontrarás tu futuro. Todo, absolutamente todo, lo encontrarás aquí. Inclusive encontrarás la fecha exacta del día en que morirás, y hasta la forma en la que vas a morir. Todo está aquí. Espero que halles la lectura del mismo interesante.

Pasaron varios meses, y el Diablo regresó para sostener otra plática con el hombre, interesado en ver la reacción que había producido El Libro de la Vida en su sabio interlocutor. Cuán grande no fué su sorpresa al descubrir que, en todo ese tiempo, los sellos del libro estaban intactos. ¡El sabio no había abierto el libro para nada, ni siquiera por mera curiosidad! Cuando el Diablo le preguntó por qué no había tomado lectura alguna del libro, el sabio le respondió:

Mira, sabiendo quién eres tú, no tengo razón alguna para dudar en lo que me has entregado, para poner en tela de duda que lo que me diste es, en efecto, el libro de mi vida. Créeme que no ha sido fácil contener mi natural curiosidad humana para abrir el libro y ver qué es lo que me sucederá de aquí en adelante. Pero medita bien en una cosa: si me entero de qué es lo que me depara el porvenir, hasta el último detalle, la vida de aquí en delante para mí sería monótona y aburrida, no habría nada nuevo que descubrir. Ese temor e incertidumbre de lo que nos depara el mañana es también parte de un viaje en el que somos como exploradores que iremos recorriendo poco a poco ese velo del misterio que nos aguarda a todos. Saberlo todo, inclusive hasta la conclusión, es como comenzar a leer una buena novela empezando por el final. Esto le quita todo interés a la lectura y la vuelve fastidiosa. Si la vida es una aventura continua, ¡hay que disfrutar el viaje! El final es tan sólo un instante breve, que en nada se compara con todo lo que sucede entre el inicio y el final. Ahora bien, si leyendo el libro de mi vida me entero de la fecha exacta de mi muerte, digamos, dentro de diez años, entonces a partir del momento en que yo me entere de este dato toda mi atención y todas mis energías se estarán desperdiciando inútilmente pensando en ese día, porque cada día que transcurra me irá acercando más y más a esa fecha. Viviría los diez años que me quedasen de vida pensando en la fecha fatal, acercándose más y más sin que yo pueda hacer nada para evitarlo. No viviría para el día de ahora, viviría pensando en el mañana, viviría cada día pensando en ese último día, viviría para esa fecha robándome toda mi atención y mis energías. Sería un pequeño infierno sin estar aún en él. Prefiero vivir y luchar con alegría el día de hoy, aunque esté predestinado para morir el día de mañana sin saberlo, sin preocuparme por lo que me sucederá en ese día de mañana, que saber a ciencia cierta que voy a morir dentro de diez, veinte, o treinta años, sin que pueda hacer nada para cambiar esa fecha fatal. Hay cosas, mi respetable Príncipe de las Tinieblas, que es mejor dejar intactas, y esta es una de ellas. No en vano nuestro Sabio Hacedor decidió ocultarnos ciertas cosas permitiéndonos vivir el día de hoy a plenitud sin imponernos la carga del conocimiento de esa inevitable conclusión a todo.

Y tras esto, el sabio le regresó al Diablo su Libro de la Vida. Cuenta la conseja que, hasta el día de hoy, el Diablo aún se está rascando la cabeza meditando en lo que le dijo el sabio.

Quizá el último de los grandes visionarios que haya tenido la humanidad, capaces de penetrar a través de la barrera casi infranqueable que nos separa de tiempos futuros distantes para ver en el tiempo presente lo que nos depara el destino, lo haya sido el francés Michel de Nostredame, mejor conocido como Nostradamus, nacido durante la Edad Media, en 1503.

Esta supuesta capacidad atribuída a algunos hombres de poder anticiparse con meses, años, o inclusive siglos, a hechos que van a suceder en el futuro, describiéndolos con cierto grado de detalle, choca directamente con nuestros conocimientos científicos actuales, tales como la Teoría del Caos basada en formulaciones matemáticas precisas e inobjetables, según la cual es imposible predecir a largo plazo el curso de los acontecimientos futuros en virtud de un principio conocido como efecto mariposa según el cual “Un pequeño cambio en las condiciones iniciales de un sistema puede generar grandes cambios en un resultado final”, o puesto en su forma más conocida: “el aleteo de una mariposa en Hong Kong puede desatar una tormenta en Nueva York”. A grosso modo, esto equivaldría a una cosa tan simple como el hecho de que Juan Domínguez en un día como hoy decide quedarse en casa a ver una película por televisión en vez de salir afuera de compras como lo tenía planeado, y al hacer tal cosa altera el futuro porque ya no conoce a esa chica llamada Marisela Herrera con la cual habría congeniado muy bien y habría terminado casándose, formando un matrimonio del cual habría nacido Pablo Domínguez Herrera, un hombre brillante que había estado predestinado para ser Presidente de México. El “efecto mariposa” es la enunciación de que todas las decisiones que tomamos en nuestras vidas, por pequeñas que sean, pueden tener consecuencias profundas para los acontecimientos futuros, consecuencias que ya no nos será posible conocer al pivotar toda una cadena de acontecimientos hacia otro lado. Si hemos de ser más precisos, en su formulación original el “efecto mariposa” se refiere a sucesos meteorológicos, y describe cómo el simple aleteo de una mariposa puede poner en marcha una cadena acumulativa de movimientos de aire que puede a la larga determinar si cinco meses después dicho aleteo fué determinante para que cayese una tormenta en Nueva York que no estaba pronosticada. Sin embargo, los expertos en la actualidad señalan correctamente que “eso” que llamamos tiempo no es una cosa absoluta, y que aún faltan muchas cosas por descubrir sobre el tema. Simple y sencillamente, sobre bases científicas, ignoramos qué tan lejos pueda ser el alcance del hombre para poder ir más allá del tiempo presente con el fin de obtener información sobre eventos futuros que según la teoría del Caos nos debería ser imposible obtener.

Ciertamente, otro coterráneo de Nostradamus, el francés Julio Verne, también se anticipó a su tiempo, y aunque es considerado como uno de los más importantes pioneros de la ciencia-ficción, de hecho describió en sus obras varias maravillas que serían realidad mucho tiempo después de su muerte. Entre otras cosas, predijo el advenimiento de un vehículo que permitiría a los hombres moverse a voluntad debajo de la superficie del mar por tiempos prolongados, permitiéndole explorar las profundidades del océano; predijo correctamente el advenimiento del submarino en su obra inmortal Veinte Mil Leguas de Viaje Submarino, escrita en 1864. Y en dicha obra, deja entreveer correctamente el advenimiento de una fuerza poderosa que sería capaz de suplir las necesidades energéticas para una inmersión prolongada de tiempo, anticipándose a la construcción del primer submarino nuclear en la historia de la humanidad, el Nautilus. Y de hecho, este submarino que entró en servicio el 14 de junio de 1952, fué bautizado precisamente con este nombre porque es el nombre que Julio Verne le puso al submarino descrito en su obra “Veinte Mil Leguas en Viaje Submarino”, un postrer homenaje a los impresionantes vaticinios formulados por Julio Verne. Otra cosa que describió Julio Verne fueron los viajes del hombre a la Luna, en su obra De la Tierra a la Luna, escrita en 1865, cien años antes de que el astronauta norteamericano Neil Armstrong se convirtiera en el primer hombre en poner su pie en la Luna el 20 de julio de 1965. Este vaticinio de Julio Verne es algo que tal vez hubiera ocasionado hasta risas en su tiempo. Hoy, nadie se ríe. Julio Verne predijo también, correctamente, en su obra Robur el conquistador, el advenimiento del helicóptero, describiéndolo como “un yate que en la punta de sus mástiles tiene hélices que lo sostienen”. Irónicamente, su primera obra de ficción científica es también la primera novela que escribió, París en el siglo XX, una de las pocas que no publicó en vida, porque su editor Hetzel la rechazó en virtud de que presagiaba una sociedad en que la gente vive obsesionada con el dinero y con los faxes, lo cual comprueba una vez más que la posibilidad de que ciertas visiones del futuro puedan convertirse en realidad es algo que en muchos produce una mezcla de temor e incertidumbre con la cual puede resultar difícil seguir viviendo con normalidad. (Esto lo estamos experimentando ahora con el advenimiento de las tecnologías bio-genéticas que permiten al hombre por vez primera manipular el código de la vida para poder crear nuevas especies a su antojo tales como las cepas de trigo y maíz resistentes a las plagas o la mejora por vía de la genética molecular de la especie humana.) De cualquier modo, los escépticos podrán argumentar que Julio Verne, para poder hacer sus predicciones, se basó en buena medida en el avance científico que se estaba acumulando ya en su tiempo, aunque esto no le resta el mérito de su obra.

Sin embargo, el caso de Nostradamus es un caso extraordinariamente especial, porque varias de las visiones que se le atribuyen simple y sencillamente no se podrían haber formulado por mera extrapolación hacia el futuro de los sucesos que estaban ocurriendo en su tiempo. Esta capacidad visionaria simple y sencillamente desafía todos nuestros conocimientos científicos actuales, y en el peor de los casos nos indica que nuestra ciencia “moderna” está todavía incompleta y falta agregarle el factor o los factores que posiblemente le permiten a una mente privilegiada en cierto modo existir al mismo tiempo en el presente y en el futuro.

Existe una cosa relevante acerca de Nostradamus que siempre ha causado cierta inquietud entre los círculos de la extrema derecha mexicana anti-judía: el hecho de que Nostradamus era judío. En efecto, Nostradamus fue hijo de un notario judío de clase media alta, aunque él perteneció a una época en la cual las autoridades de Provenza en Francia forzaron a los ciudadanos judíos a convertirse al catolicismo. El hecho de que Nostradamus era un judío necesariamente nos lleva a meditar en el hecho de que algunos de los grandes profetas en la historia de la humanidad también fueron judíos, y la misma Biblia dá testimonio de ello. Podemos citar al profeta Daniel y al profeta Elías. El mismo Señor Jesús, el judío más famoso de todos los tiempos, demostró sus capacidades proféticas en varias ocasiones, una de las cuales siendo aquella cuando en relación al Templo de Jerusalén predijo a sus discípulos la destrucción de dicho Templo con las siguientes palabras: “Esto que veis, llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea derruida” (Lucas 21: 5-19), lo cual se cumplió 70 años después con la destrucción de dicho Templo llevada a cabo por el Emperador romano Tito. Los escépticos que nunca pueden faltar argumentan que la profecía del Señor Jesús no se cumplió, porque no se cumplió “al pie de la letra”, porque quedaron algunas piedras en pie, específicamente, las piedras que conforman hoy el Muro de los Lamentos. Sin embargo, el hecho incuestionable es que, el Templo en sí, fue destruído casi en su totalidad a causa de la invasión romana, marcando lo que para los judíos sobrevivientes fue el inicio de una diáspora, un exilio involuntario de los judíos echados de su propia tierra, un hecho histórico que llevaría a los judíos a poblar Europa, lo cual conduciría varios siglos después directamente a la ficción de la extrema derecha de que “los judíos se quieren apoderar del mundo”.

Asentado, pues, el hecho de que Nostradamus era un judío, al igual que otros judíos prominentes mencionados en la Biblia, surge una duda: ¿Existe alguna predisposición genética -muy limitada por cierto en la frecuencia con la que ocurre- entre algunos judíos para poder atravesar la barrera del tiempo y visualizar lo que ocurrirá tiempo después? La única forma de saberlo sería llevando a cabo un estudio genético DNA en un grupo de personas que posean tal facultad, buscando ese “gen mágico” que puedan tener en común que les facilite desafiar nuestros dogmas científicos de hoy. El problema fundamental es que esas personas no se dán en racimos, y de hecho son una de las rarezas más escasas de la Naturaleza, razón por la cual un estudio por la vía DNA para “certificar” profetas es poco menos que imposible. Y a ello hay que agregar el hecho de que se requiere alguna prueba o algún método para poder distinguir claramente entre un verdadero profeta y un charlatán que se ha hecho famoso porque le ha atinado a unas cuantas de sus muchas habladurías. La única prueba que tenemos en nuestros días -muy subjetiva, por cierto- es evaluar la calidad de las profecías formuladas por alguien, y ver la precisión con la cual se van cumpliendo. Y ciertamente, en su tiempo, Nostradamus dió en vida muestras de que poseía ese raro don que muy pocos tienen. Eventualmente, Nostradamus puso sus visiones por escrito, dejando su legado para la posteridad compartiendo sus visiones con el resto de la humanidad.

Si Nostradamus hubiese sido simplemente un charlatán, ciertamente él no se habría atrevido a poner sus numerosas visiones por escrito exponiéndose a quedar en el más espantoso ridículo varios siglos después de su muerte. Inclusive en nuestros tiempos, aquellos que se dicen profetas o visionarios carecen de las agallas para poner en el papel lo que dicen que va a ocurrir en el futuro. Esto nos sugiere que Nostradamus al escribir lo que veía en el futuro estaba actuando de buena fé.

Entre las profecías de Nostradamus que parecen haberse cumplido según las descripciones dadas sobre dichos eventos por el visionario, el documental cita las siguientes:

(1) La muerte accidental del Rey Enrique II de Francia en 1559

(2) La Revolución Francesa (1789 -1799)

(3) El auge y la caída de Napoleón Bonaparte (el primer Anticristo)

(4) La guerra de Independencia de las Trece Colonias (1775 - 1783)

(5) El asesinato del Presidente Abraham Lincoln en 1865

(6) El auge y la caída de Adolfo Hitler (el segundo Anticristo)

(7) La Segunda Guerra Mundial

(8) El holocausto

(9) Los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki en 1945

(10) El asesinato del Presidente John Fitzgerald Kennedy en 1963

(11) Los inventos y las maravillas tecnológicas del Siglo XX

(12) Un "Rey del Terror" que golpearía a la ciudad de Nueva York (¿Osama Bin Laden?)

(13) El acercamiento entre Estados Unidos y Rusia

Esta última profecía es digna de crédito, porque su cumplimiento requería saber con siglos de anticipación, mucho antes de que existieran los Estados Unidos de Norteamérica, que las dos grandes potencias estarían enormemente malquistadas (recuérdese la crisis de los misiles que casi lleva al mundo a la Tercera Guerra Mundial en una forma muy diferente a la predicha por Nostradamus). Después de la caída del comunismo por su propio peso, un evento que nadie se esperaba antes del ascenso de Mikhail Gorbachev al puesto de Primer Ministro de la Unión Soviética, Estados Unidos y Rusia se acercaron normalizando sus relaciones como nunca antes lo habían hecho. Las palabras del mismo Nostradamus sobre este hecho son las siguientes:

Los dos grandes enemigos serán amigos. Sus grandes poderes serán aumentados. El gobernante de Oriente será vencido.

Y recuérdese, ¡todas estas profecías fueron hechas en la Edad Media!

Con el paso del tiempo, el presunto cumplimiento de varias de sus profecías le ha ido dando a Nostradamus la credibilidad que le han querido negar muchos escépticos. Su creciente fama llevó a la producción en 1981 de un documental titulado The Man Who Saw Tomorrow (El Hombre que Vió el Mañana):





narrado y conducido por el famoso actor Orson Welles:





En este interesante documental, se hace hincapié en que Nostradamus predijo el advenimiento de tres Anticristos, seres inhumanos desprovistos de todo sentimiento noble que eventualmente traerían una destrucción sin precedentes, con muchas muertes, mucha sangre, y mucho dolor. Uno de esos Anticristos es identificado como Napoleón Bonaparte. Otro de los Anticristos es identificado como Adolfo Hitler, el mismo a quien los fanáticos ultraconservadores de la Organización Nacional del Yunque en nuestros tiempos aún adoran como su máximo ídolo y ejemplo a seguir gracias a la propaganda chatarra elaborada por enajenados mendaces como Salvador Borrego y el Teco de la Universidad Autónoma de Guadalajara, “Traian Romanescu”. Y el tercer Anticristo es un Anticristo aún por venir, igualmente despiadado e inhumano como los dos que lo precedieron. El documental, basándose, en la obra de Nostradamus, lo describe como un hombre de Medio Oriente, presumiblemente un musulmán con un odio nato a las sociedades cristianas, el cual posee en sus manos la capacidad para desatar una guerra nuclear en contra de los Estados Unidos y Europa, y el cual llevará a cabo la destrucción de “la gran ciudad”, identificada por varios estudiosos de Nostradamus como Nueva York.

Existe la percepción entre muchos de que una de las razones por las cuales el Presidente George Bush y sus asesores tomaron la decisión de invadir Iraq sobre bases débiles -la supuesta posesión de armas de destrucción masiva que nunca fueron encontradas ni por los inspectores de la ONU ni por el Ejército norteamericano- fué porque tenían en mente las profecías de Nostradamus, porque tenían en mente la imagen de ese tercer Anticristo llevando a cabo su acometida desde el Medio Oriente con armas nucleares. Y ciertamente, Saddam Hussein en su momento parecía llenar varias de las expectativas predichas por Nostradamus. Un líder musulmán capaz de atreverse a desafiar en el campo militar a los Estados Unidos, un líder con amplios recursos monetarios a su disposición gracias a las enormes reservas petroleras de Iraq, un hombre muy popular entre las comunidades musulmanas precisamente por su abierto desafío hacia Occidente. Un hombre despiadado, dispuesto a gobernar con mano de hierro, el cual admiraba a Adolfo Hitler. Además, según un reportaje documental radiado a través de la cadena televisiva norteamericana CBS (Columbia Broadcasting System) por el popular programa dominical “60 Minutes” (60 Minutos), titulado “El Secreto de la Montaña de Gara”, en el interior de dicha montaña Saddam Hussein estaba llevando a cabo experimentos científicos para habilitar a Iraq con una bomba atómica. Y de hecho, en 1981 un grupo de cazas israelís llevaron a cabo la destrucción en Iraq del reactor nuclear de Osirak (el 7 de junio de 1981), esto después de que la inteligencia israelí documentó las intenciones de Saddam Hussein de utilizar el reactor nuclear de Osirak para la construcción de bombas atómicas, algo que después se comprobó que.. ¡estaba a tan sólo un año de lograr su propósito! ¿Qué mejor candidato, pues, como se le veía en aquél entonces, para satisfacer todas las características que Nostradamus veía en el tercer Anticristo?

Tras la invasión de Kuwait el 2 de agosto de 1990 por parte de Iraq, que eventualmente condujo a la operación Desert Storm (Tormenta del Desierto) el 16 de enero de 1991 con el fin de liberar a Kuwait, Saddam Hussein intentó acelerar su programa para desarrollar un arma nuclear utilizando combustible radioactivo de su reactor de Osirak, haciendo un esfuerzo casi sobrehumano en septiembre de 1990 para recuperar uranio enriquecido de Osirak, con la intención de tener lista una bomba atómica en abril de 1991. Sin embargo, esto llegó a su conclusión cuando las fuerzas de la Coalición empezaron con la destrucción de las instalaciones nucleares principales el 17 de enero de 1991, lo cual fué continuado con bombardeos adicionales hasta que en el día 42 de la campaña los analistas militares de inteligencia determinaron que el sitio había quedado severamente degradado, privándole a Saddam Hussein la capacidad para poder construír cualquier tipo de bomba atómica.

Sumado a todo esto, tenemos otro hecho que muchos lectores de Nostradamus festinaron con alegría: Nostradamus vió que el inicio de la Tercera Guerra MUndial tendría lugar en julio de 1999, algo que no ocurrió. Con el ahorcamiento de Saddam Hussein, con el ahorcamiento de ese hombre que parecía ser el candidato más viable a ser el tercer Anticristo profetizado por Nostradamus, los críticos y los escépticos de Nostradamus seguramente dieron rienda suelta a su alegría y a sus mofas. ¡Le falló! ¡Se equivocó! ¡No le dió resultado su profecía más importante! ¡Un charlatán más para la historia! nos podrían decir.

Todo esto nos lleva a una pregunta importante. Suponiendo que hay algo de cierto en la capacidad de ciertos seres privilegiados, ya sea por una combinación tan rara como extraordinaria de factores genéticos, o por inspiración de una fuerza espiritual superior, para ver lo que ocurrirá en el futuro: ¿Es posible alterar ese futuro? ¿Podemos hacer algo para cambiar lo que parece inevitable? Si tenemos suficientes pistas sobre algo que va a suceder, ¿nos ha sido dada la facultad para poder de hecho torcer eso que nos está esperando en el futuro, para poder girar el curso de los acontecimientos hacia otro rumbo completamente desconocido? En su obra de terror The Dead Zone (La Zona Muerta), el escritor Stephen King explora precisamente esta posibilidad. El mismo Nostradamus no era tan fatalista como muchos suponen, y estaba convencido de que estaba dentro de la facultad del hombre el poder cambiar su destino y el curso de la historia. Pero en la tercera parte de otra obra de ciencia-ficción muy conocida, The Terminator, se describe una situación en la cual, cuando después de saber lo que deparaba el futuro y haber tomado una acción drástica para impedir que ese terrible futuro se cumpla (segunda parte), los personajes principales se dán cuenta de que, a fin de cuentas, sus acciones lo único que lograron fue retrasar lo inevitable. Siendo así, en vez de decir que las profecías de Nostradamus sobre el tercer Anticristo y el advenimiento de la Tercera Guerra Mundial no se cumplieron, tal vez deberíamos decir que aún no se han cumplido.

Aparentemente, muchos se pueden estar carcajeando y se pueden seguir carcajeando del documental “The Man Who Saw Tomorrow”, en el cual sus productores y el narrador se pusieron en la picota del ridículo, junto con Nostradamus, con las hasta ahora fallidas profecías de ese tercer Anticristo y la Tercera Guerra Mundial, y todos nos podemos ir a la cama tranquilos. Pero... ¿en verdad podemos hacer esto? Antes de seguir celebrando, antes de que nuestra atención se desvíe sobre otros acontecimientos como el ahorcamiento de Saddam Hussein que posiblemente nunca tuvieron trascendencia alguna para el cumplimiento de la visión de Nostradamus sobre el tercer Anticristo, existen otros hechos inquietantes que han estado sucediendo y que muchos han estado pasando por alto. La ilusión de que se haya desbaratado la inevitabilidad del tercer Anticristo radica en el hecho de que Saddam Hussein hubiese estado predestinado para ser ese tercer Anticristo. Pero, ¿y si nunca lo fué? ¿Y si en todo este tiempo se estuvo combatiendo a un tipo que ni siquiera hubiera tenido importancia alguna para “llenar” ese papel? ¿Y si el verdadero tercer Anticristo es otro?

Esto nos obliga a voltear con cierta preocupación nuestros ojos hacia otro país. Hacia Irán. Más precisamente, hacia el Presidente de aquél país. Hacia Mahmoud Ahmadinejad:





Resulta que este hombre, al igual que sus colegas de la Organización Nacional del Yunque y la sociedad secreta Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara, es también un admirador contumaz de Adolfo Hitler. Exceptuando el hecho de que éste tipo es un musulmán mientras que ellos se auto-proclaman como fervorosos católicos (de hecho, como lo ha dejado en claro Spectator en trabajos previos, son católicos cismáticos), todos ellos tienen demasiadas cosas en común. Empezando por el hecho de que Mahmoud Ahmadinejad es ferozmente anti-judío, característica muy aplaudida en él tanto por El Yunque como por los Tecos. Apenas el 11 de diciembre del 2006 abrió en su país una conferencia titulada “Conferencia Mundial para Revisar la visión global del Holocausto”, haciéndole coro a los revisionistas históricos del neo-Nazismo que insisten en sus ficciones pese a la enorme cantidad de evidencias de todo tipo acumuladas para demostrar contundentemente la realidad del holocausto (sobre esto último podemos agregar que vienen más evidencias en camino gracias al hecho de que el International Tracing Service de la Cruz Roja Internacional está abriendo los archivos que mantuvo secretos por más de medio siglo, lo cual está ayudando a documentar la cruda realidad de que los Nazis operaron unos 20 mil centros de detención y persecución, una cifra seis veces mayor a la que se tenía estimada apenas seis años atrás). Esta “conferencia” convocada por Mahmoud Ahmadinejad fué atendida en persona por personajes tan famosos como David Duke, ese supremacista racista neo-Nazi tan respetado y tan admirado entre los círculos del Ku Klux Klan, quien seguramente se tuvo que tragar el desprecio que siempre ha sentido por “esos asquerosos y malolientes árabes” en aras de una causa mayor.

Mahmoud Ahmadinejad también proclamó ya también públicamente ante unos cuatro mil estudiantes en una conferencia titulada “Un mundo sin Sionismo” sus ansias de que el estado de Israel sea destruído, borrado del mapa por completo, lo cual seguramente habrá arrancado muchos aplausos y gritos de admiración de sus contrapartes neo-Nazis en México, especialmente desde la ultraconservadora ciudad de Guadalajara. El tipo está más loco que una cabra. Al igual que como lo estaba Hitler. Sin embargo, no está recluído en un manicomio. Como tampoco Hitler lo estuvo. Es el Presidente de un país con amplios recursos petroleros, y en estos momentos le sobra el dinero a manos llenas. Mucho más preocupante aún resulta el hecho de Mahmoud Ahmadinejad ya anunció sus intenciones de convertir a Irán en una potencia nuclear, con capacidad para producir bombas atómicas. Con el dinero para hacerlo, el poder para hacerlo, y las intenciones para hacerlo, pocos dudan de que este sujeto logrará sus propósitos. Él, más que nadie, sería el equivalente de Adolfo Hitler, pero con la bomba atómica en sus manos. Peor aún, de acuerdo con reportes de la inteligencia israelí, Irán ya tiene en sus manos proyectiles BM-25 de largo alcance, adquiridos de la renegada Corea del Norte, capaces de transportar una carga nuclear. Esto pone a Europa al alcance de un ataque atómico lanzado directamente desde Irán. El siguiente paso lógico, realizable en menos de una década, sería el desarrollo de una bomba termonuclear (la bomba de hidrógeno basada no en el proceso de fisión nuclear, sino en el proceso de fusión nuclear, lo cual permite una bomba con una capacidad destructiva cientos de veces superior a la capacidad destructiva de las bombas atómicas que fueron utilizadas durante la Segunda Guerra Mundial). Y para cuando ello ocurra, Irán tendrá también la capacidad para hacerla llegar directamente hasta los Estados Unidos, hasta la ciudad de Nueva York. Más recientemente, en respuesta a las sanciones impuestas por votación unánime por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el 23 de diciembre del 2006 en contra de Irán por su programa de enriquecimiento nuclear, Mahmoud Ahmadinejad lanzó una nueva y terrible amenaza declarando que su país propinará una “histórica bofetada en la cara a las potencias matonas” que pretendan negarle su derecho a Irán su desarrollo nuclear, lo cual ha arrancado vítores entre los cientos de millones de musulmanes en Medio Oriente que se sienten humillados por la soberbia y arrogancia de las potencias occidentales. Resulta curioso, pero Hitler también encendió el odio y el rencor entre muchos alemanes al manipular repetidamente la percepción generalizada en su país sobre las humillaciones a las que fue sometida Alemania por los países aliados con la firma del Tratado de Versalles tras la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial. Hoy, al igual que ayer, este hombre se presenta ante su pueblo y ante todos los musulmanes como el “gran reivindicador” del honor musulmán, y ya advirtió severamente que los Estados Unidos serán humillados por su país, sin que nadie sepa hasta ahora ni la forma ni el momento en que piensa cumplir con sus amenazas, aunque se puede sospechar ya lo que tiene en mente. Y lo dijo justo cuando Rusia, su principal aliada -por meras razones convenencieras- asumió la Presidencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Pudiera argumentarse que Irán no es el único país en el Medio Oriente del cual podría salir el tercer Anticristo previsto por Nostradamus. Pero si repasamos la lista, podemos ir eliminando varias posibilidades hasta llegar a la más viable. Podemos empezar con el Presidente de Egipto, Hosni Mubarak, continuador del legado del notable pacifista Anwar el-Sadat quien convirtió a Egipto en el primer país árabe en establecer una paz duradera con el estado de Israel demostrándole al mundo entero que la coexistancia pacífica de una nación árabe con un Estado judío es posible. Él ciertamente no sería un buen candidato para ocupar el sitio histórico reservado a ese tercer Anticristo. Tampoco lo sería el actual Rey de Jordania, Abdullah II bin al-Hussein, educado en Occidente, hijo del afamado Rey Hussein, el cual por la influencia moderadora que le inculcó su propio padre es una muestra notable de prudencia en una región plagada de conflictos. Por su parte, Turquía, aunque cuenta con una población predominantemente musulmana, es una república secular con una democracia parlamentaria, pro-Occidental, con una mentalidad tan abierta que inclusive está por integrarse a la Comunidad Económica Europea, motivo por el cual el tercer Anticristo tendría enormes dificultades para afianzar en sus manos las riendas del poder de modo tal que pudiera hacer allí todo lo que se le pegue la gana. En lo que respecta a la monarquía que gobierna Arabia Saudita encabezada por el Rey Abdullah binAbdulazizal-Saud, aunque a ésta monarquía le sobra el dinero en abundancia gracias a sus enormes reservas petroleras, ésta no sólo ha sido otro factor de moderación y prudencia en el Medio Oriente, sino que inclusive tiene varias cuentas pendientes con los fundamentalistas islámicos encabezados por la red terrorista al-Qaeda fundada por el saudita Osama bin Laden, a los cuales quisiera llevar al patíbulo hoy mismo, de modo que de aquí difícilmente podría salir el tercer Anticristo. Un buen candidato podría ser el Presidente de Siria, Bashar al-Assad, hijo de Hafez al-Assad; y ciertamente Siria es un país que encabeza la lista norteamericana de países acusados de fomentar el terrorismo islámico y de dar cobijo y ayuda a grupos terroristas radicales. Sin embargo, Siria carece de la amplia abundancia de recursos naturales que otros vecinos suyos poseen, motivo por el cual difícilmente podría solventar los enormes gastos que requiere el tercer Anticristo para desencadenar eventualmente la Tercera Guerra Mundial. Otro buen candidato podría haber sido Saddam Hussein, pero los norteamericanos ya se encargaron de borrarlo de la lista, y hoy Iraq se encuentra en una situación tan lastimosa e inestable con tanto “mártir” suicida -nacionales y extranjeros- que sería una pésima plataforma para que el tercer Anticristo pudiera construír allí su centro de operaciones. Y en lo que a los otros dos vecinos de Israel respecta, Líbano (otrora la joya del Medio Oriente ahora en ruinas desde que comenzó allí una inútil guerra de odio entre cristianos y musulmanes) y Palestina (una franja pequeña de territorio en el cual los palestinos leales a Fatah y los militantes islámicos terroristas del grupo terrorista Hamás -también productor en masa de kamikazes suicidas- se han estado haciendo pedazos mutuamente) han quedado tan destrozados por tantas guerras intestinas que lo único que pueden inspirar hoy es lástima. El tercer Anticristo ciertamente no puede salir de ninguno de estos dos países. Y si vemos un mapa del Medio Oriente, no quedan ya países suficientemente próximos al estado de Israel como para poder entresacar de alguno de ellos el hombre fuerte que dará cumplimiento a la profecía más dramática de Nostradamus. Esto deja a Mahmoud Ahmadinejad, al inicio del Tercer Milenio, como el único candidato viable para sentarse en la silla reservada al tercer Anticristo.

Exceptuando el hecho de que Mahmoud Ahmadinejad no es un cristiano-católico, en todo lo demás que profesa en su ideología (su revisionismo histórico con el fin de negar el holocausto como una ficción, su odio acérrimo en contra de los judíos, su discurso radical, su fundamentalismo, su intención manifiesta de destruír al estado de Israel armándose para ello con bombas atómicas, sus buenas relaciones con grupos neo-Nazis del mundo entero, etc.) Mahmoud Ahmadinejad es ultraderecha pura. Él se habría llevado muy bien con Adolfo Hitler. Y se puede llevar muy bien con los Tecos de la Autónoma de Guadalajara, porque tienen muchos objetivos comunes. Esto nos confirma una realidad terrible: El acoso de la ultraderecha no está limitado a México. Es, de hecho, una amenaza mundial.

¿Cuáles son las opciones para neutralizar en estos momentos la amenaza en ciernes que representa Mahmoud Ahmadinejad, quien ya se perfila en estos momentos como el tercer Anticristo cuyo rostro tal vez haya visto Nostradamus a través de las barreras del tiempo cinco siglos atrás? ¿Una invasión norteamericana a Irán? Esto se antoja difícil, porque en la invasión a Iraq los Estados Unidos comprometieron una cantidad considerable de recursos y vidas humanas (3 mil soldados muertos al cerrar el último día del año 2006) en un conflicto que aún los mantiene empantanados como ocurrió con Vietnam, lo cual dejó a la población norteamericana sin ganas -y sin recursos- para meterse en otra guerra por justificados que sean los motivos. En lo que respecta a Israel, con las incursiones militares recientes que tuvo en Líbano y en Palestina, carece de recursos o simpatías para forjar alianzas y recibir los apoyos necesarios con el fin de emprender una aventura militar con tropas de infantería hasta Irán con el fin de neutralizar la amenaza. Además, los analistas estiman que una destrucción preventiva con bombardeos aéreos de las instalaciones nucleares de Irán causarían un daño mínimo que podría ser superado en poco tiempo, dado que los centros de desarrollo nuclear iraníes se encuentran bien resguardados a gran profundidad dentro de montañas prácticamente inatacables, una previsión que Saddam Hussein no tomó con el reactor nuclear de Osirak. Y Europa ciertamente no hay un consenso unido para enfrentar la amenaza que Irán está presentando en nuestros tiempos. En lo que a las Naciones Unidas respecta, se duda mucho de que las sanciones que sean impuestas a Irán por su programa nuclear puedan ser efectivas a largo plazo (el mismo Saddam Hussein sobrevivió a dichas sanciones por casi una década). Irán ha proseguido con su programa nuclear pese a que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ya había adoptado a mediados del 2006 una resolución, la Resolución 1696, exigiéndole al gobierno de Irán detener su programa de enriquecimiento de uranio, resolución que un desafiante Mahmoud Ahmadinejad tiró al canasto de la basura al igual que como lo hizo Hitler con los reclamos de sus vecinos cuando empezó a armar a Alemania hasta los dientes. Todo esto imparte una sensación de inevitabilidad a lo que está sucediendo en Medio Oriente, al igual que la aparente inevitabilidad con la cual la extrema derecha en México está instalando un gobierno paralelo secreto con su propia agenda impulsado por gente tan fanática como los musulmanes chiitas que están detrás de Mahmoud Ahmadinejad.

En el documental “The Man Who Saw Tomorrow”, se menciona que el tercer Anticristo es un hombre que está recibiendo ayuda de Rusia. Y resulta que es precisamente Rusia la que le está suministrando tecnología nuclear a Irán con el fin de obtener a cambio los recursos energéticos que necesita desesperadamente para evitar un estancamiento o inclusive un colapso de su economía. De este modo, a menos de que algo cambie drásticamente, en menos de una década vamos a tener en Medio Oriente el equivalente de un loco en la mejor disposición para iniciar la guerra del Armagedón (Libro del Apocalipsis, 16:16) predicha por el Apóstol San Juan, dispuesto a emprender la destrucción total del estado de Israel con el poderío atómico que haya amasado para entonces sumado a los cientos de millones de fanáticos musulmanes del mundo entero dispuestos a unírsele en su “cruzada” hacia el abismo final. Lo único que le faltaría a Mahmoud Ahmadinejad para parecerse al tipo mostrado en el documental sobre Nostradamus sería ponerse un turbante y su túnica persa. Sobre ésto último cabe aclarar que Irán es precisamente el nombre con el cual se conoce actualmente a Persia. No sería nada aventurado suponer que, en caso de dar la orden desde un sofisticado centro de comando militar de iniciar el lanzamiento de ojivas nucleares con destino hacia los Estados Unidos, Mahmoud Ahmadinejad decidiese vestirse como un “persa tradicional” para hacer “honor” a su cultura, y a su locura.

Como ya se dijo, años después de haberse elaborado el documental sobre Nostradamus, muchos escépticos se estaban carcajeando haciendo mofa sobre cómo le habían fallado varios vaticinios a Nostradamus. Sin embargo, ahora que Irán está por convertirse en una potencia nuclear bajo el liderazgo de un tipo tan loco como Hitler y tan anti-judío como éste dictador alemán que emprendió el asesinato de seis millones de judíos que su ahora sucesor quiere negar, pocos de ellos se están carcajeando. Ahora, más que nunca, quisieran que Nostradamus estuviese equivocado. Pero eso no depende ni de ellos ni de nosotros. Depende de hechos tan fuera de nuestro control, que posiblemente sean inevitables. Como inevitable fue en México la reafirmación de la ultraderecha en el poder con la elección de Felipe Calderón quien no tardó en dar muestras de sus lealtades hacia la gente que milita en esta ideología extremista.

Muchas críticas se han lanzado también sobre Nostradamus por el hecho de que aparentemente erró en la predicción sobre la fecha exacta en la cual el tercer Anticristo daría inicio a lo que debe ser considerado como la Tercera Guerra Mundial. Hay que tomar en cuenta de que Nostradamus no daba fechas en forma explícita, sino que refería los acontecimientos que ocurrirían en el futuro en base a la alineación de los planetas, lo cual permite fijar algunas fechas con precisión astronómica. Sin embargo, el errar por cuestión de una o dos décadas cuando se está vaticinando un evento que ocurrirá a varios siglos de distancia no puede ser tomado como fallo grave cuando el suceso predicho de todos modos ocurre, y sobre todo si ocurre dentro de las circunstancias previstas para tal acontecimiento. Si al individuo que está muy enfermo en el hospital su médico le pronostica que le quedan únicamente siete meses de vida, y el individuo termina muriendo no a los siete meses sino a los siete meses con cinco días, esa diferencia de cinco días resultará a fin de cuentas muy poco y muy pobre consuelo para los familiares del enfermo que tenían la esperanza de que el médico hubiese errase del todo en su diagnóstico.

Algo que quizás hubiera ayudado mucho en la lectura de las profecías de Nostradamus hubiera sido el que el gran visionario francés, en vez de utilizar unos versos semi-crípticos, nos hubiera expuesto a todos sus visiones claramente, sin rodeos, sin imponernos la necesidad de tener que interpretar sus vaticinios entresacándolos de la símbología con que solía rodearlos. Pero esto no es culpa de Nostradamus, sino culpa de una institución nefasta propia de los tiempos en que vivió: la Santa Inquisición. Si Nostradamus hubiera dado todo tipo de detalles y precisiones (y es posible que haya tenido la facultad visionaria para hacerlo), seguramente habría terminado acusado de practicar la hechicería, y en tal caso con toda certeza habría terminado sus días en la hoguera. Después de todo, ¿acaso su misma coterránea, Juana de Arco, católica, no fue incinerada viva el 30 de mayo de 1431 después de ser sometida a un proceso inquisitorial de tres meses, siendo declarada culpable de herejía y hechicería pese a que ella siempre defendió su inocencia? Y en el caso de Nostradamus, no le habría ayudado mucho el hecho de ser un judío converso, es incuestionable que esto habría salido a la luz en un proceso inquisitorial llevado a cabo en contra suya, en donde lo habrían acusado de ser un cripto-judío, un falso converso. De este modo, por culpa de esa institución tan alabada en la prolífica literatura ultraderechista española generada en los tiempos del Generalísimo Francisco Franco, la humanidad perdió lastimosamente lo que tal vez haya sido su última oportunidad para obtener información exacta y precisa sobre lo que habría de ocurrir en el futuro.

Si el patán de Mahmoud Ahmadinejad, tan elogiado por su anti-judaísmo por los ultraderechistas mexicanos pertenecientes a la Organización Nacional del Yunque o alguna de sus organizaciones satélites, resulta ser ese tercer Anticristo vaticinado por Nostradamus, y si no hay absolutamente nada que podamos hacer en estos momentos en ninguna parte del mundo para impedirlo, de una cosa podemos estar absolutamente seguros: lo vamos a saber tarde o temprano. Porque el futuro llegará a nosotros inevitablemente, querámoslo o no. Y caben aquí las palabras del famoso científico judío-alemán Albert Einstein: “Nunca pienso en el futuro, siempre llega demasiado pronto” .

-------------------------

POST SCRIPTUM:


Desde que este trabajo fue publicado por vez primera, el avance de Irán en su programa nuclear para poder estar en condiciones de fabricar bombas atómicas termonucleares en serie ha continuado a marchas forzadas, destacando la primera planta nuclear Busheher programada para entrar en operaciones a mediados del 2010. Con cambios mínimos, esta planta nuclear puede ser reacondicionada para la producción de plutonio, el ingrediente esencial de las bombas termonucleares modernas cientos de veces superiores a las que fueron arrojadas sobre Hiroshima y Nagasaki. Podemos darnos una idea sobre cómo están las cosas leyendo la siguiente nota:

Irán amenaza con una respuesta rotunda contra los países que actúen contra Teherán
Agencia EFE
25 de julio del 2010

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha advertido de que Irán responderá con rotundidad a los países que actúen contra su país en lo que calificó del nuevo guión de EEUU contra Teherán.

“Consideramos como enemigo del pueblo iraní a cualquier país que participa en el guión de EEUU contra Irán y le responderemos de forma rotunda”, afirmó, en declaraciones citadas por la agencia semi oficial Fars.

El mandatario aseguró que “cualquier país que tome medidas contra Irán o intente, por ejemplo, inspeccionar a los barcos iraníes recibirá de inmediato represalias por parte de Teherán”.

Ahmadineyad destacó que EEUU intenta obligarles a dar marcha atrás en su programa nuclear acusando a Teherán de intentar fabricar la bomba atómica, sólo un día después de las autoridades iraníes anunciasen un “proyecto nacional de fusión nuclear”. (La fusión nuclear, a diferencia de la fisión nuclear, es el proceso que hace posible las bombas atómicas termonucleares que son cientos o miles de veces más potentes que las bombas atómicas basadas en uranio.)

El nuevo proyecto, presentado por el director de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi, incluirá la construcción de un nuevo reactor y cuenta con un presupuesto de 8 millones de dólares (6,2 millones de euros).

Hasta el momento, sólo se sabía que Irán había emprendido investigaciones básicas sobre el proceso de fusión.

Irán ya cuenta con un programa de fisión nuclear que EEUU y sus aliados sospechan que su propósito real es la fabricación de armas nucleares, acusaciones que Teherán siempre ha negado, al insistir en que se trata de actividades para el uso pacífico de la energía nuclear.

Ahmanineyad había acusado ayer a EEUU intentar crear en el mundo un ambiente de tensión contra nosotros y atacar, con la ayuda de los sionistas, a dos países amigos nuestros en el Oriente Medio, lo que supone, a su juicio, el nuevo guión de EEUU contra Teherán.

“En realidad el pistoletazo de salida de este guión lo ha dado el presidente de Rusia al afirmar ante los embajadores de este país que en plazo de dos años Irán conseguirá la bomba atómica”, agregó.

La Unión Europea prevé aprobar este lunes nuevas y más duras sanciones contra Irán, en sectores clave como la energía, el transporte y las finanzas, por persistir en su programa nuclear de enriquecimiento de uranio.


La nuclearización de Irán para poner la bomba atómica en manos de los clérigos islamistas de Teherán no es lo único que Irán tiene en marcha. El 5 de febrero del 2008 Irán develó al mundo su primer gran centro espacial, y anunció el acontecimiento con el lanzamiento del Explorer-1. Y tras poner en órbita su primer satélite artificial en el 2009, el Omid, montado sobre el cohete Safir-2:





el 3 de febrero del 2010 lanzó al espacio exterior un cohete poderoso que llevaba varios animales para la conducción de experimentos científicos, el Kavoshgar-3:





Analistas de renombre han considerado a estos como los primeros pasos para una militarización de Irán en la que contarán con bombas atómicas de alta potencia listas para ser lanzadas desde Irán hacia cualquier parte del mundo. Y el sátrapa que recurrió al fraude electoral a mediados de junio del 2009 para imponerse como el nuevo Führer de Medio Oriente parece estar lo suficientemente loco como para tratar de hacer valer su músculo fuera de su país, empezando por el Estado de Israel del cual ya dijo que debe desaparecer.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Hitler bombardeó a Inglaterra desde Alemania con su cohetería sofisticada, los proyectiles V1 y los V2, causando bastantes estragos. Y hubiera ocasionado un daño mucho mayor si hubiese contado con la bomba atómica para montarla sobre cohetes como se hace hoy en día. Los analistas militares y los políticos e historiadores mejor informados del mundo no ponen en tela de duda que si Hitler hubiera tenido la bomba atómica en sus manos no habría vacilado un solo momento en usarla, no habría vacilado un solo momento en matar a millones y millones de seres humanos, porque a fin de cuentas esa era la especialidad de este carnicero, confirmada en los campos de concentración en donde se llevó a cabo el Holocausto en contra de millones de judíos. ¿Qué tanto le ha de poder a un tirano mandar matar a diez, cincuenta, o 500 millones de seres humanos, si ya ha mandado matar previamente a dos o tres millones? Y por la misma línea están los fanáticos fundamentalistas musulmanes, los mismos que no se tentaron el corazón para mandar abajo las torres gemelas en Nueva York matando a millares de seres humanos a los que ni siquiera conocían y con los cuales no tenían una rencilla personal directa. Pero a diferencia de Hitler que no contaba ni con la bomba atómica ni con los cohetes para transportarla, Irán está ya a unos cuantos pasos de convertirse en la peor amenaza que haya existido no sólo para Medio Oriente sino para todo el Viejo Continente. Y si desarrolla los cohetes con la potencia necesaria para hacer llegar sus bombas atómicas hasta Los Angeles o Nueva York, entonces será el mundo entero el que estará en jaque a merced de un loco que podrá detonar si así lo desea la última gran guerra de la humanidad.

Muy triste será el momento en el que unos cuantos sobrevivientes del holocausto nuclear que podría nacer desde Medio Oriente en el futuro cercano digan: “parece que Nostradamus tenía razón, a fin de cuentas”.

Al mes de febrero del 2012 (un año con vastas implicaciones de cambio según los calendarios de los mayas de la antigüedad), este era el estado de cosas en el Medio Oriente:

Tambores de guerra en territorio incierto
Olga Pellicer
Agencia APRO
17 de febrero del 2012

La pregunta está en el aire desde hace varios años: ¿Tendrá Irán una bomba nuclear? Cualquiera que sea la respuesta traerá enormes consecuencias para la frágil estructura que sostiene la no proliferación de armas nucleares y para la profundización de movimientos caóticos en el orden internacional. Una respuesta afirmativa animaría de inmediato a otros países de la zona, como Egipto o Arabia Saudita, a tener su propia bomba. Confirmaría, asimismo, que los países de la Unión Europea y Estados Unidos perdieron la batalla en su intento de frenar a Irán a través de sanciones económicas.

La negativa supone que se toma la decisión de detener el programa nuclear iraní a través del uso de la fuerza. Por lo pronto, es Israel el que amenaza con lanzar un bombardeo sobre las instalaciones de dicho programa antes del verano próximo. Los tambores de guerra suenan, pues, con mayor fuerza, mientras se multiplican las incertidumbres sobre cuáles serán las consecuencias de ese ataque.

El programa nuclear de Irán ha puesto en duda la credibilidad del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), considerado la piedra angular para detener la multiplicación de Estados armados con bombas nucleares. Además, cuestiona el papel del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), encargado de verificar, a través de las actividades de sus inspectores, el cumplimiento de los compromisos relativos a la no desviación de materiales nucleares para usos pacíficos hacia la fabricación de artefactos de tipo militar.

La tercera institución cuya eficiencia se encuentra en duda es el Consejo de Seguridad de la ONU. Hasta ahora, se han adoptado allí diversas resoluciones que, entre otras cosas, aplican sanciones económicas a Irán por su negativa a suspender actividades como el enriquecimiento de uranio. Tal enriquecimiento, más allá de ciertos niveles, es considerado el camino más evidente para avanzar hacia la posesión de armas nucleares. Sin embargo, ni los compromisos adquiridos a través del TNP ni las inspecciones ni las sanciones del Consejo de Seguridad han sido suficientes para convencer al régimen de Ahmadinejad de suspender su programa nuclear que, oficialmente, es sólo para usos pacíficos. La desconfianza respecto a tales aseveraciones es generalizada, y en la mayoría de los países occidentales priva la creencia de que Irán busca la fabricación de bombas nucleares.

Otros caminos menos transparentes también se han intentado. Una apuesta ha sido favorecer el derrocamiento del régimen por fuerzas opositoras que están presentes en la vida política de Irán. No obstante, tales fuerzas no han sido lo suficientemente fuertes para desencadenar ese derrocamiento ni es seguro que, en caso de ganar, estarían dispuestas a abandonar el programa nuclear. Éste goza, al parecer, de enorme apoyo por parte de la población iraní en su conjunto.

La situación se encuentra, así, en una encrucijada. Para algunos –sobre todo Israel, pero también algunos círculos republicanos de Estados Unidos–, el uso de la fuerza es inevitable para detener a tiempo un programa que pronto presentará riesgos mayores si se desea intervenir. Atacar ahora lograría, al menos, detener por varios años el objetivo final de fabricar las bombas nucleares.

Por múltiples motivos, un ataque aéreo sobre Irán no favorece a la actual política exterior de Obama. Va en contra de sus propósitos de limitar la participación de Estados Unidos en aventuras militares que, como queda claro en el caso de Irak y Afganistán, pueden resultar muy costosas y muy difíciles de terminar. Cierto que no se prevé ningún tipo de desembarco en Irán; se habla de bombardeos rápidos. Sin embargo, una vez iniciada la agresión, ésta puede obligar a acciones imprevistas de costos muy altos.

En las últimas semanas, Estados Unidos y los países europeos han optado por las sanciones económicas, evitando pasar por el Consejo de Seguridad, en donde corren el peligro de enfrentar la oposición de China y Rusia. La Unión Europea ha decidido la suspensión de compras de petróleo a Irán, y Obama ha determinado intervenir más enérgicamente las cuentas de bancos iraníes en Estados Unidos.

Las medidas anteriores afectan seriamente el comportamiento de la economía de Irán. Pero no disminuyen la agresividad de Ahmadinejad, quien amenaza con cerrar el estrecho de Ormuz y no detiene sus programas nucleares; por el contrario, son, cada vez más, una carta para darle popularidad interna a su régimen.

En ese contexto, cobran dimensiones más graves las afirmaciones de Israel en el sentido de que está decidido a actuar sobre Irán. El asunto llega en momentos de lucha electoral en Estados Unidos y, a pesar de las resistencias de Obama, es claro que éste no podrá distanciarse de su mejor aliado en el Medio Oriente y de los grupos judíos con gran influencia sobre el electorado estadunidense.

Las consecuencias de un bombardeo de Israel sobre Irán son inciertas. Lo primero es el grado de eficiencia que pueda tener, ya que la mayoría de las instalaciones iraníes se encuentran bajo tierra, están diseminadas a lo largo de su territorio y podrían recomponerse rápidamente. Lo segundo es la fuerte reacción nacionalista interna que podría producir, la cual favorecería a Ahmadinejad y haría más difícil cualquier intento posterior de negociación.

Desde otra perspectiva, la acción unilateral de Israel, sin la aprobación explícita de Estados Unidos y la Unión Europea, aislaría aún más a ese país internacionalmente y acentuaría el sentimiento de que no existe actualmente quien tenga la última palabra para decidir sobre cuestiones que afectan seriamente la paz y la seguridad internacionales. Se trata de una batalla en territorio incierto donde los actores no se definen con claridad y no se sabe con certitud quién gana o quién pierde.

Con todo esto, lo único seguro es que el avance del reloj hacia la hora cero sigue su marcha, y el tiempo que queda para lo que posiblemente sea el evento final se sigue acortando.

24 Comments:

Blogger goliath said...

Qué bárbaro, ¿quien aparte de mi ser insomne leerá éste mamotreto?. Nostradamus se erró: se le pasaron por alto los crímenes de la Unión Soviética, de Lenin, Stalin, Beria,y los del panzón Mao Tse Tung...

viernes, febrero 09, 2007  
Anonymous orgullosamente pumas said...

en una cosa te equivocas completamente, goliathazo. tan solo en la unam, somos miles los que leemos y seguimos con interés todo lo que escribe y publica spectator. y creo que lo mismo se puede decir que ocurre en otras instituciones como el politécnico nacional, la ibero, y el tec de monterrey. en la unam estamos enterados y estamos conscientes del enorme peligro que representa para todo méxico esa escoria reducto del nazismo hitleriano-mexicano llamada universidad autónoma de guadalajara. de no haber sido por la ayuda desinteresada que la malagradecida uag recibió de nosotros, de la unam, hace setenta años, la uag no existiría en estos momentos, tecos adoradores de himmler y hitler como tú no existirían en estos momentos, y lo más probable es que el mismo yunque tampoco existiría en estos momentos y el país se estaría levantando hacia arriba para convertirse en una superpotencia en américa latina. ustedes son lo peor de lo peor de lo peorcito. atrapados por siempre y para siempre en una mentalidad propia del obscurantismo de la edad media en la cual estuvo estancado el progreso de la humanidad por demasiados siglos. todos ustedes son fanáticos aferrados de lo que queda del nazismo decrépito, son gente de mente cerrada, son cobardes que no dan la cara abiertamente, son traidores, son matones, son montoneros, son proclives a la mentira y a las patrañas entronizadas como verdades absolutas, y son más falsos que judas iscariote. son pura basofia ideológica, sobre todo los leaño de guadalajara y los cómplices lacayos que tienen a su servicio incondicional tanto de ellos como del yunque. en pocas palabras, son el excremento de la humanidad. ni se les ocurra a ninguno de ustedes darse una vueltecita alguna vez aquí por la unam, porque si los llegamos a descubrir por aquí entonces sabrán lo que es amar a dios en tierra de indios, malditos jalisquillos descendientes de antonio lópez de santa anna y de ese anciano maricón que se rehusa a salir de su clóset llamado salvador borrego escalante del cual tomaron el molde para convertirse en lo que hoy son. ninguno de ustedes, nadie de la uag, es bienvenido aquí en la unam. punto. y por cierto, aunque stalin y mao tse tung hayan sido unos matones al igual que todos ustedes los tecos de la uag lo son en potencia, sábelo de una vez por todas, ignorante goliathazo, que ni lenin ni stalin ni beria ni mao tse tung fueron los que comenzaron la segunda guerra mundial; esa la empezó con su invasión a polonia en 1939 el fascistoide del bigotito ridículo al que tanto alabas; esto lo puedes comprobar en cualquier libro de historia que no haya sido escrito por los revisionistas del yunque o por los 'historiadores' fascistoides egresados y al servicio de la uag que sólo son buenos para redactar y contar cuentos chinos de muy mal gusto (con el debido respeto y las disculpas anticipadas para los hacendosos ciudadanos de la república popular de china, la china de mao tse tung, que se está convirtiendo en toda una gran superpotencia mundial gracias a que no tienen ahí una organización nefasta como el yunque impidiéndoles progresar).

martes, marzo 06, 2007  
Anonymous Aserrín aserrán said...

He leído ya varios post de Spectator y estan muy buenos, la neta no se si sean ciertos pero si son mentiras, serian las mentiras mejor documentadas que he leído en mi vida. Lo de Nostradamus me reservo el comentario pero eso si, la ultraderecha en México y los tecos pobrecitos como el goliath dan pena ajena.

miércoles, mayo 23, 2007  
Blogger stran-jamer said...

Ahora sí estoy confundido, sobre quién o quiénes escriben en este blog de "Spectator", realmente sería una asociación o personajes con muchos recursos para hacer estos trabajos. He leído algunos de tus (o sus) artículos y muchos me parecen muy bien documentados, pareciera que en serio te preocupa nuestra situación, pero de pronto leo EL HOMRE QUE VIÓ EL MAÑANA y pues de plano... NO ENTIENDO!! por qué si tus otros trabajos son tan objetivos te metes con el Nostradamus, quien reconocido más por sus ambiguas predicciones, era un gran médico, porque concluyó que la fiebre no era porque el alma estuviera ardiendo en el infierno. Mira, sé que no tomas una postura en pro de alguien, pero sí en contra, en contra del Yunque, del cual estoy contigo, pero ¿Mahmud el tercer anticristo? discrepo completamente. A veces no sé si lo que leo es tuyo o es "lo que se dice". A mí me cae bien ese tal Mahmud, porque pone cara a los intereses de los estadounidenses y europeos quienes se creen (bueno, lo son aunque cueste aceptarlo) dueños del mundo. ¡PUES NO! Hay más allá que el norte y Europa. En una de tus respuestas de tus lectores dices que no tomas hechos muy sonados, como el del chino de las Lomas, pero éste artículo es bastante discutible. ¿Por qué odiará tanto a los judíos Mahmud? tal vez porque llegaron a un lugar que no era suyo, corrieron a los que antes vivía ahí y lanzan misiles contra esa gente, imagínate que llegaran unos extraños a fundar su propio Estado aquí en México, pues como que no. POR CIERTO NO ODIO YO A NINGUNA CLASE O ESTIRPE O RAZA O RELIGIÓN, pero los judíos distan mucho de ser todos unas buenas personas. Sino pregúntales a los gringos, muchos hombres poderosos económicamente de allá son judíos y no son "pan de Dios", o a los palestinos, que, bueno, me guardo ya mis comentarios.

viernes, noviembre 16, 2007  
Anonymous Anónimo said...

Amena lectura ésta. El hecho de que se pudiese ver el futuro o predecir hechos lejanos en el tiempo nos llevaría a pensar que todo ha sucedido ya como en un vinilo en el que nosotros nos encontramos donde está la aguja, cuando realmente todo el disco está grabado y se puede ir hacia delante o detrás moviendo la aguja. El predecir no es mas que el atravesar esa limitación física de algún modo y ser receptivo al igual que cuando tenemos la sensación de que algo ya lo hemos vivido, a pesar de que me decanto más por un "fallo" del cerebro. De todas maneras las profecías son generalmente muy inexactas, como si yo afirmo que mi casa se caerá, y finalmente se cae a los 100 años.

lunes, febrero 25, 2008  
Anonymous Anónimo said...

En este diario (www.squizophrenia.net) se puede leer la crónica de una persona que está experimentando cambios extraños en su cuerpo y en su vida. Personalmente, no me huele muy bien. ¿Y si es cierto todo lo que escribe? De ser así, los pelos se me ponen de punta sólo de pensarlo. Ésto no pinta nada bien...

jueves, abril 10, 2008  
Anonymous Anónimo said...

Actualmente tambien se puede pensar que Barack Obama será el 3º anticristo en el futuro: primero será un buen gobernante pero se endiosará y comenzará esa guerra.

lunes, agosto 04, 2008  
Anonymous omar avila said...

o que arrechos son todos los pendejos que tratan este tema ..siempre diciendo que el tipo es musulman y tal..........y mientras tanto bush sigue escoñetando cuanto pais se le da la gana! no se dan cuneta de algo que el tercer anticristo no es solo una persona.....es una elite de control mundial que es representada en el libro perdido de nostradamus en una acuarela en la que aparece una serpiente escupiendo tres gotas que han sido interpretadas como sangre! y por que sangre y no veneno? para mi esas tres gotas de sangre son los tres lideres progresivos de esta elite,que han aparecido paulatinamente... Bush Padre,Bush Hijo y proximamente Mc Cain,quienes indudablemente han sido los encargados de sembrar el terror a nivel mundial estos ultimos años!
que opinan de esto ha?

lunes, septiembre 22, 2008  
Anonymous Anónimo said...

chida lectura oye y yo tengo una pregunta y si barack obama tiene algo ke ver ademas dice un escrito ke "un hombre negro procedente de oriente" a lo ke tengo entendido es afroamericano pz kien sabe pro me intereso el documental. y la vd yo si creo en nostradamus

jueves, noviembre 06, 2008  
Anonymous Anónimo said...

Estoy totalmente de acuerdo con la persona qe haya hecho esta pagina, lo que escribe es coherente, y es verdad si sadam no era el tercer anti cristo?
que tal si mal interpretaron?siempre puede haber un error.
y el qe qiera hablar mas del tema paau.cfh@hotmail.com


http://www.fotolog.com/sexanddrugss/56942066

www.fotolog.com/sexanddrugss

dejo estos 2 links por ahi a la persona qe tenga dudas puede leer y por ahi entiende.

viernes, enero 09, 2009  
Anonymous Anónimo said...

julio verne escritor . solamente es escritor no profeta , la llegada a la luna por el hombre jamas fue cierto y menos q un norte Americano la piso en ese tiempo. tansolo ponte a pensar en: por q na an enviado mas misiones de investigacion a la luna? por q no an traido mas material de la luna? y por q an muerto mistoriosamente todos los involucrados en el viaje hacias la luna

jueves, mayo 14, 2009  
Blogger Spectator2006 said...

En relación a las observaciones enviadas el 22 de septiembre del 2008 por el comentarista omar avila:

Spectator no tiene absolutamente nada en contra de los árabes como tampoco tiene nada en contra de los japoneses, los finlandeses, los esquimales y los monegascos. Ni tiene tampoco nada contra el musulmán que así como exige que le respeten su fé musulmana también esté dispuesto a respetar la fé de los demás sin intentar obligarlos a cambiar de credo en contra de su voluntad. Spectator lo que denuncia sin titubeo alguno es el fundamentalismo extremista islámico, el mismo fundamentalismo que lleva a unos idiotizados con argumentos religiosos torcidos a su conveniencia a suicidarse matando de paso a todos los que puedan llevarse consigo. Spectator lo que denuncia sin titubeo alguno es el terrorismo islámico, el mismo terrorismo que lleva a los ultras islámicos a matar a los suyos propios incluyendo mujeres y niños e inclusive a destruír mezquitas las cuales como lugares de oración uno supondría que deberían ser respetadas como suelo sagrado.

En cuanto a la suposición del comentarista de que McCain estaba predestinado a sembrar el terror a nivel mundial estos últimos años como parte de lo que él llama las “tres gotas de sangre”, la derrota contundente de McCain que posibilitó el ascenso a la Presidencia de los Estados Unidos del primer presidente de piel negra sepultando la predominancia que los Republicanos habían disfrutado en los últimos ocho años le arrebata a omar avila la fuerza que le dá a su principal argumento. Las guerras sangrientas que desató Bush ya se la cobraron los norteamericanos con creces a su partido político.

En cambio, tras las elecciones que tuvieron lugar en Irán a mediados de junio del 2009 y en las cuales muchos en Irán presumen que tuvo lugar un fraude electoral gigantesco (como los que han ocurrido en México) cometido en contra del formidable reformista independiente iraní Mir-Hossein Mousavi Khameneh, el tirano loco de Irán Mahmoud Ahmadinejad que continúa adelante con sus planes para construír bombas atómicas y que ha dejado muy claros sus propósitos de que el Estado de Israel debe de ser destruído está hoy todavía más cerca de calificar como el tercer Anticristo que predijo Nostradamus. Si el fundamentalista ultraderechista Mahmoud Ahmadinejad continúa adelante con sus planes para armar a Irán con bombas atómicas (al igual que Hitler que en violación a los Tratados de Versalles armó a Alemania de tal modo que se constituyó en una amenaza para toda Europa) debemos suponer que tiene todas las intenciones del mundo de utilizar esas bombas atómicas para cumplir con sus intenciones. Y considerando que lo más probable es que el Estado de Israel no se va a quedar cruzado de brazos mientras Tel Aviv, Haifa y Hebron desaparecen de la faz de la tierra bajo el hongo atómico, lo más probable es que responderá en su agonía con las todas las armas atómicas que se presume que ya tiene en contra de Irán, borrándolo también del planeta. Y de paso, dejando ambos el Medio Oriente radioactivo por miles de años venideros. Estas pueden ser las consecuencias del presunto fraude electoral que tuvo lugar en Irán en junio del 2009. No debemos perder de vista el hecho de que Mahmoud Ahmadinejad, estando más loco que una cabra, puede tomar la decisión de iniciar un ataque nuclear contra Israel con el fin de legitimarse en el poder tras el fraude electoral que se le atribuye.

Reconozca el comentarista omar avila que los eventos recientes, lejos de quitarle fuerza a los escenarios señalados por Spectator en relación a las profecías de Nostradamus, han adquirido más fuerza aún.

jueves, junio 18, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Qué decepción cuando se utilizan suposiciones infundadas para acusar algo tan importante como el fundamentalismo del presidente de Irán. El mundo no está blanco y negro. Tal vez este señor parece ser como los yunquistas, pero también deberías revisar por qué existe tanto apoyo por parte de la gente pobre (obviamente mayoría) en Irán hacia este señor y quién siente que se asfixia en su gobierno, la pequeña clase media a quien le han idealizado la vida occidental, la del consumismo que, por cierto, está por ser insostenible.

domingo, diciembre 13, 2009  
Anonymous Anónimo said...

hola, creo yo que todo fue mal interpretado, si seguimos a los dos anteriores anticristos tienen algo en comun, algo que los nombres mostrados de los musulmanes nombrados no lo tienen, que es? es que ambos nacieron de familias no adineradas familias comunes. adolfo hitler en realidad no era rico era pobre, napoleon de igual forma. napoleon y hitler estubieron en prision pero llegaron al poder por qe su destino era ese, cuando? como? quien? donde? eso nadie lo sabe. puede ser cualquier persona, pueda ser que ni el mismo lo sepa, ese destino solo lo sabremos en el futuro, talves el anticristo, ya esta entrenosotros las profecias son solo ejemplos. avisos, metanse una cosa ala cabeza quien sabe que sea un admirador del medio oriente, o talves esta palabra ( medio oriente ) tenga otro significado, quisas vaya a ser un un hombre de orientacion media que solo sea un hombre que con las justas haya acabado la secundaria que resultaria siendo un hombre de orientacion media habria que desifrar todos acertijos existen muchos paises que son llamados oriente medio ... bueno me despido suerte con su discusion. decifren mas los acertijos

viernes, diciembre 18, 2009  
Blogger Spectator2006 said...

En relación a los comentarios vertidos el 13 de diciembre del 2009 por el comentarista anónimo que dijo: “deberías revisar por qué existe tanto apoyo por parte de la gente pobre (obviamente mayoría) en Irán hacia este señor y quién siente que se asfixia en su gobierno, la pequeña clase media a quien le han idealizado la vida occidental, la del consumismo”:

Bastaron apenas dos semanas para que la vida misma le diera una respuesta al comentarista, con las represiones brutales que se desencadenaron en Irán el 26 de diciembre del 2009 entre las acusaciones de un fraude electoral colosal con el cual el Presidente de Irán se confirmó a sí mismo en el poder más como un dictador que como un demócrata, al igual que Hitler. Las manifestaciones en Irán y la represión brutal de las mismas han demostrado que, si de algo carece el Presidente de Irán, es de “tanto apoyo por parte de la gente pobre”. Y la construcción de proyectiles cada vez más potentes en Irán capaces de alcanzar al mismo Estado de Israel siguen en marcha, a la par con el avance continuo de la nuclearización de Irán con fines armamentistas. En todo caso, los eventos del mes de diciembre del 2009 y los meses precedentes han reforzado la imagen del Presidente de Irán como el posible anticristo que desencadenará en el Medio Oriente algo que la humanidad nunca antes había visto en toda su Historia.

jueves, enero 28, 2010  
Anonymous Anónimo said...

Deberian poner cuidado en lo que exponen... Julio Verne no predijo nada. Simplemente era un hombre con extraordinaria vision, ingenio e imaginacion. ¿Como pueden decir que Verne predijo cosas?... ¿Sabra el escritor que todos los inventos surgen de una idea?.. Una idea que se imagina primero y el submarino no es la excepcion. Entonces, ¿Leonardo Da'Vinci predijo tambien los helicopteros, tanques, planeadores y demas? Absolutamente no!. Ellos eran grandes pensadores, que soñaban con realizar cosas mas alla de las posibles de su epoca, al mismo tiempo que IMAGINABAN la forma de lograrla. Alguien mas creyo que habia conocimientos y tecnologia suficiente para realizar aquellos viejos sueños de esas grandes mentes.

Decir que Verne "predijo" hechos es para mi, tan absurdo como que alguien afirme que predijo como se llamaria un subamrino nucler y por esa razon lo llamo Nautilus.

ES EL FUTURO QUIEN MIRO AL PASADO... NO AL REVES!

sábado, febrero 06, 2010  
Anonymous apocaliptico said...

Creo que en este año veríamos la capacidad belica del Medio Oriente llevada a cabo por el tercer anticristo en Iran.YO creo que Mahmoud Ahmadinejad no es el tercer Anticristo para estos tiempos finales sino que podría ser otro lider y este ultio sería solo un fiel servidor.

sábado, febrero 20, 2010  
Anonymous Myron5 said...

Comento desde Guatemala, por lo que el tema de la ultraderecha mexicana me es ajeno (esto lo digo por si demuestro ignorancia en ese asunto al exponer mi comentario). Spectator2006, quisiera hacerte unas preguntas: estoy casi al 100% de acuerdo en todo lo que dices, especialmente en lo del fundamentalismo islamico y el fanatismo religioso, y parece ser que el presidente de Iran es buen candidato al anticristo(ojala no), pero he leido tambien sobre predicciones apocalipticas de muchas culturas antiguas, incluyendo la Biblia, y me parece interesante que en esta ultima se diga que antes de la venida del anticristo (el 3ero segun Nostradamus) apareceran en la tierra muchos "candidatos" (precisamente la palabra que utilizas) al puesto, pseudo anticristos llenos de odio que al final seran unidos por uno solo, el verdadero y unico heredero del puesto. No crees que estemos mas ubicados en en este contexto y que el tercer anticristo aun no ha surgido?...Ademas la Bibla dice tambien que este anticristo reinara desde las sombras, es decir que no se sabra quien es hasta que sea demasiado tarde. Con tantos tiranos en el mundo actualmente(Iran, China, Corea del Norte, Venezuela, Cuba, etc)no podria ser posible que este convergiendo el eje maligno que sera dirigido por este anticristo?, sobre todo que ademas se especifica que muchos seran engañados por falsas promesas de "salvacion" como esta ocurriendo en estos momentos, que todos se creen salvadores de su pueblo y combatientes contra la tirania. Yo en lo personal creo que todos estamos mal, los democratas y los conservadores, los comunistas, liberales, catolicos, musulmanes, tiranos, sea cual sea el pais, TODOS estamos mal. El mundo es un caos porque todo el mundo esta perdido en el odio, en los extremos y vicios, tanto que tenemos muy nublada la vista. Todas las idiologias politicas, raciales, religiosas, economicas y culturales de todos los paises del mundo estan erradas o mal dirijidas, porque se han entregado a las bajas pasiones y los intintos animales propios del ser humano, los cuales nos provocan realizar las peores atrocidades contra la naturaleza y el propio ser humano, y ese sera nuestro fin. Ademas quisiera hacerte otra pregunta: en ningun momento mencionas el nombre del tercer anticristo, que segun Nostradamus es Mabus. Muchos lo han relacionado con Bush, Osama, Obama y Osama, e inclusive algunos dicen que Mahmoud suena mucho a Mabus, pero en realidad todas estas comparaciones surgen de meros anagramas y por lo tanto no son confiables. Tomandolo desde el contexto que te digo (que el tercero no ha surgido, solo sus segidores que se uniran en un eje del mal, como le llaman en USA a los comunistas); que piensas al respecto de este nombre mencionado por Nostradamus?, porque no suena oriental la verdad.

martes, marzo 09, 2010  
Blogger Spectator2006 said...

En relación al comentario enviado el 9 de marzo del 2010 por Myron5:

Considerando los problemas que está enfrentando en estos momentos el planeta Tierra, si va a ocurrir algo de proporciones apocalípticas de cualquier modo no vamos a tener que esperar mucho tiempo, y en todo caso es el tiempo el que nos dará la respuesta final sobre quién tenía la razón y nos revelará el nombre y el lugar de origen del Tercer Anticristo, si es que hay uno en el horizonte. Y a ese Anticristo tal vez no le queda ya mucho tiempo para manifestarse, porque si piensa esperar otros cientos de años tal vez lo único que encontrará será un planeta desértico y desolado (como el planeta Marte) por los efectos del calentamiento global.

viernes, marzo 26, 2010  
Anonymous Anónimo said...

Leer, procesar, filtrar, es fácil realizar una opinión intestinal…
Soy Chileno, aun da vueltas en mi cabeza el discurso de Obama cuando ocurrió el mega terremoto y maremoto en nuestros país este Febrero de 2010 :"Las tropas de Estados Unidos están listan para ""posicionarse"", solo esperamos la respuesta de su presidenta".

Recordé Haití, donde las pobres si tuvieron que bajar sus cabezas y aceptaron.
Pienso y pienso si todo lo que pensamos que representa el mal, no ha sido tan solo una venta de cruces por parte del propio Satán.

Obama (de raíces de Oriente, de tez negra) declaro en la entrega del premio Novel de la Paz (que aun trato de entender por que se lo entregaron), que las guerras eran un fin justificado para lograr una paz final y duradera… Perdón me perdí de algo amigos???

Creo que nuestro mayor pecado ha sido ser unos corderos inocentes y ciegos , viendo pasar frente a nuestros ojos al mal vestido de ángel, de salvador de la humanidad... ya saben a quien me refiero.

Nunca vi tal alegría mundial por la elección de un presidente de una sola nación, tal aceptación …

“El mejor truco del diablo fue hacer creer a la gente que en verdad no existía.”

jueves, abril 15, 2010  
Blogger Daniel said...

Tío, lo que me queda claro es que esto está jodido. Estoy completamente de acuerdo con lo que dices. Pero wque bando es el adecuado. No hay bien ni mal a mi juicio . Hay pirados y gente cuerda , pero al final el odio es el que causa un supuesto mal. No hay un país que se libre , en serio. Una vez le preguntaron a Hitler : Tenías que tenerlo todo , no? " . Bueno, dejame preguntarte : has tenido suficiente ? y hitler respondio : rotundamente NO. En esto se puede sacar que la avaricia de l ser humano cause la destruccion. Ya va siendo hora de cambiar.



Es mas todo se reduce a lamoderacion , la cual es la solucion. Necesitamos ser respetuosos (sobre todo con el medio ambiente y los demas ) .


Mi opinion es que los lideres politicos causaran alguna otra trajedia. Por esto todo, kreo ke lo mejor seria un sistema anarquista xd. Esa es mi opinion , sin gente ke acceda al poder y ke joda al humano

sábado, junio 26, 2010  
Anonymous Anónimo said...

En este mundo los recuerdos son importantes a la hora de hacer balances.... Los Hunos, Persas, nazis y tantos locos de atar sueltos que hay !!
porque no debe existir un tercer anticristo de origen árabe ?¿
este siniestro personaje es el que debe dejar de existir para siempre !!
Y no Israel como dice el, seguramente mas loco de lo que es, influenciado por drogas y alcoholes varios.

sábado, mayo 14, 2011  
Anonymous Anónimo said...

he leido todo el relato maravillandome de principio a fin, por su excelente e impecable documentaciòn. destacar el aporte de ofrecer la vision de quien podria ser el 3 anticristo, ya que la mayoria tenian puestos sus ojos en bin laden, y ahora que ha muerto...
lo cierto es que como espectador, ya he visto, como se ha ido retrasando la 3 guerra mundial. lo que no implica su total programación. esta vez no tendran la minima piedad. asi que nos llevaran a todos al infierno. la raza humana es la mas detestable, quiza lo tengamos merecido.
have a good day.

martes, mayo 17, 2011  
Blogger tomson said...

Todo lo que predico nostradamus sera verdad, ya que la gente no quiere cambiar porque piensan que todo sera normal. Tarde o temprano la gente que no apoye a Nostradamus se dara cuenta que no tubo razon. Yo decido creer en el porque es un acto delictivo no hacerlo. Veran que el tercer anticristo nacera de iran.

Saludos

sábado, septiembre 10, 2011  

Publicar un comentario

<< Página Principal